/* */

Crosscall ofrece 5 años de garantia en su nueva generación de dispositivos móviles 

0
  • El fabricante francés especializado en el diseño de smartphones y tabletas ultrarresistentes y duraderos ofrece desde hoy una garantía de 5 años, dos años más de lo que exige la nueva ley.

  • Esta garantía es válida para todos los futuros modelos, pero también para los smartphones CORE-M5 y ACTION-X5 lanzados a finales de 2021.

Crosscall, el fabricante francés especializado en smartphones y tablets ultrarresistentes, en su apuesta firme por la durabilidad de sus productos, refuerza su compromiso por ofrecer una alternativa más sostenible en el mercado de la telefonía, ampliando de 3 a 5 años el período de garantía de sus dispositivos, incluyendo la batería.

Un paso hacia una telefonía más sostenible en España, ante las nuevas demandas de los consumidores y en línea con la estrategia planteada en Europa por conseguir que los productos sean más sostenibles para el medio ambiente. Además, desde el 1 de enero ha entrado en vigor una nueva normativa que obliga a los fabricantes a ofrecer 3 años de garantía y mantener piezas de repuesto disponibles durante 10 años.

Este nuevo compromiso, que demuestra la confianza de Crosscall en la fiabilidad a largo plazo de sus productos, cubre cualquier mal funcionamiento o defecto. Válida en los próximos modelos de la marca, esta nueva garantía de largo plazo también es retroactiva para los modelos lanzados recientemente, como el CORE-M5, dirigido a empresas y usuarios profesionales, y el ACTION-X5, el nuevo smartphone con cámara de acción integrada, destinado al gran público, lanzado a finales de año y que ya ha conquistado a muchos usuarios.

En cuanto al software, todos los smartphones y tablets de la compañía francesa cuentan con la certificación AER (Android Enterprise Recommended), la más avanzada de las certificaciones de Android que permite realizar actualizaciones de seguridad frecuentes – una actualización completa del sistema operativo Android y 3 años de actualizaciones de parches de seguridad desde la fecha de lanzamiento-, lo que garantiza una mayor durabilidad incluso en el software. Crosscall también está desarrollando un proceso que le permitirá ofrecer las actualizaciones necesarias del sistema operativo de estos terminales durante todo el periodo de garantía.

“Desde nuestros inicios en 2009, la durabilidad siempre ha estado en el ADN de la compañía. En febrero del 2020 ya dimos un paso sin precedentes en el mercado de la telefonía ofreciendo una garantía de 3 años a consumidores y profesionales que utilizan nuestros dispositivos a diario. Siguiendo este fuerte compromiso, hoy Crosscall ha ido un paso más allá, demostrando la confianza y la seguridad en cuanto a durabilidad y reparabilidad que ofrecen sus productos gracias a su diseño, y a la larga experiencia y saber hacer tras más de una década de especialización. Los dispositivos están concebidos desde el inicio para durar, pensando en los usos y necesidades tanto de consumidores que buscan dispositivos para el día a día como para profesionales más exigentes” afirma María Jesús Tamayo, directora de Crosscall en España y Portugal.

2 años más de garantía que lo que establece la nueva ley

Crosscall, que ya ofrecía una garantía de 3 años desde febrero de 2020, se compromete ahora a ofrecer una garantía de 5 años a sus usuarios gracias al cuidado puesto en el diseño de sus terminales y a la mejora continua de sus procesos. La experiencia adquirida en los últimos 13 años ha demostrado que los terminales de la marca francesa pueden durar aún más, como en el caso de uno de sus modelos icónicos, el TREKKER-M1 CORE. Lanzado en 2016 y todavía a la venta, este smartphone ha desafiado todas las expectativas en términos de longevidad con una tasa de postventa del 3,51%, muy por debajo de las tasas de otros fabricantes.

Fue precisamente la búsqueda de un dispositivo fiable con altas prestaciones que resistiera al paso del tiempo y a las situaciones más hostiles lo que llevó a Cyril Vidal, profesional del sector y aficionado a los deportes acuáticos, a crear Crosscall en 2009: dispositivos móviles basados en un ADN común (resistencia, impermeabilidad y  autonomía), que responden perfectamente a las necesidades de los usuarios con un estilo de vida activo y que buscan un smartphone que les acompañe a lo largo del tiempo. Una apuesta loca pero ganadora para competir con los gigantes americanos y asiáticos negándose a conformarse con lo convencional. “Cuando creé Crosscall, quería desafiar los códigos de la telefonía y ofrecer una alternativa sostenible al usuario. Esta es la razón de ser que nos guía a diario y seguirá haciéndolo en los próximos años”, subraya Cyril Vidal, presidente y fundador de Crosscall.

Para reforzar su experiencia, la empresa integró a finales de 2020 un laboratorio de pruebas de resistencia y de prototipos en su sede en Aix-en-Provence, que se ha convertido en la piedra angular de un proyecto industrial para trasladar parte de su producción a Francia. El fabricante garantiza la durabilidad y fiabilidad de sus terminales realizando nada menos que 300 pruebas diseñadas para reproducir multitud de situaciones a las que los usuarios podrían enfrentarse con su smartphone.

Este proceso de diseño favorece la durabilidad de los smartphones, pero también su reparabilidad, condición fundamental para alargar el ciclo de vida del producto. Desde hace tiempo Crosscall viene garantizando la disponibilidad de piezas de recambio durante 10 años, y hoy en día sus smartphones están valorados con una de las mejores calificaciones del mercado en el índice de reparabilidad, con un 8,8/10.

Así, los usuarios de productos Crosscall podrán disfrutar de la tranquilidad de haber adquirido un equipo ultra fiable en el que poder confiar en cualquier situación y durante más tiempo.

Telefonía sostenible

Con los 5 años de garantía, Crosscall se alinea con el interés de los usuarios y ofrece una nueva alternativa para consumir de forma más responsable. Actualmente, 6 de cada 10 españoles estarían totalmente de acuerdo en adquirir marcas más duraderas, según los datos del estudio* realizado por Crosscall para conocer los intereses y preferencias de los españoles.  Aunque el motivo principal para ello, para el 75% de los encuestados, sería reducir sus gastos (sobre todo en el grupo de edad de menores de 35 años), lo cierto es que casi un 60% compraría marcas más duraderas por conciencia ecológica, evitando generar más residuos y el consumo de energía necesario para su fabricación. Por ese motivo, a un 38% de los encuestados les interesaría una garantía de mayor duración.

Los hábitos de consumos están cambiando hacia una telefonía más sostenible y el mercado de segunda mano y de los dispositivos reacondicionados está cada vez más en auge. En este mercado, un smartphone aún en garantía prevalece sobre un smartphone que ya no ofrece ninguna seguridad al siguiente usuario, un punto que a menudo bloquea este mercado de productos tecnológicos.

Dentro de su estrategia de sostenibilidad Crosscall ha comenzado a ofrecer en su web en Francia sus productos reacondicionados, con una alta tasa de aceptación por parte de los usuarios. Estos resultados confirman a la compañía en su plan de contar próximamente con una planta de reacondicionamiento propia, para volver a reforzar su implicación en la economía circular.

Mayor compromiso con la durabilidad también en el entorno laboral 

A través de la ampliación a 5 años de garantía, Crosscall se propone ayudar a las personas y a las empresas a evolucionar en los hábitos de consumo. En el entorno empresarial, a través de la elección de un dispositivo duradero, la empresa elige apostar por la rentabilidad, ya que un smartphone con mayor ciclo de vida útil permite optimizar el TCO (coste total de propiedad) al no tener que renovarse con tanta frecuencia. Por otro lado, se logra ganancia en productividad al evitar parones de actividad, ya que un teléfono estropeado puede significar un empleado inmovilizado en sus funciones. Para muchos profesionales el smartphone es su principal herramienta de trabajo, ya que no solo centraliza todas las tareas, sino que facilita la coordinación de equipos sustituyendo el uso de otros terminales como los walkie-talkies. Garantizar la comunicación en situaciones críticas cobra peso sobre todo en el sector de Seguridad y Defensa donde Crosscall colabora estrechamente como es el caso de la Policía Nacional y Gendarmería francesas cuyos efectivos están equipándose con 230.000 smartphones y tabletas de Crosscall. En España igualmente son varias las policías locales y dotaciones de bomberos, entre otro tipo de colectivos profesionales, que igualmente están apostando por los dispositivos resistentes y duraderos del fabricante francés.

En un momento en que las empresas prestan cada vez más atención a sus políticas de RSC y sus impactos ambientales, se ha vuelto fundamental para ellas favorecer productos sostenibles a todos los niveles, incluso para sus flotas móviles.

La implementación de una garantía de 5 años es parte de una lógica perfectamente en línea con las nuevas expectativas de los usuarios y los desafíos sociales actuales.

About Author

Leave A Reply