El patrón de bloqueo del móvil puede descifrarse en menos de cinco intentos

0

Cerca del 40% de los usuarios de Android apuestan por el patrón de bloqueo (Pattern Lock) creyendo que es una de las opciones más seguras, sin embargo, los expertos apuntan que puede llegar a descifrarse en menos de cinco intentos.

Número PIN, huella dactilar o patrón de bloqueo. Se trata de las opciones de seguridad más utilizadas a la hora de proteger los dispositivos móviles. Sin embargo, junto al extendido uso del código PIN, son muchos los usuarios que apuestan por crear un patrón propio dibujando sobre la pantalla de puntos. Un patrón que, en teoría, solo el usuario conoce, y que debe recrear cada vez que quiera desbloquear su dispositivo.

Sólo hay cinco intentos para dibujar el patrón elegido al azar, y sujeto a la inventiva del usuario, para poder desbloquear el smartphone o tableta por lo que, de no recordar el creado inicialmente, o no ser el usuario del dispositivo, éste queda bloqueado.

Sin embargo, este procedimiento, que parece contener un alto grado de complejidad y seguridad, podría no serlo tanto y poner en jaque la seguridad de millones de dispositivos móviles.

Cómo descifrar el patrón de bloqueo

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Lancaster, al Noroeste de China, junto con la Universidad de Bath, “crackear” este servicio de seguridad puede ser más sencillo de lo que puede parecer inicialmente. Y es que los cibercriminales pueden romper el patrón de bloqueo que haya establecido el usuario en menos de cinco intentos gracias a una grabación de vídeo y utilizando un software especializado.

patternLock2

Para ello, los cibercriminales graban al usuario del dispositivo cuando está recreando el patrón de bloqueo sobre el móvil o la tableta. Posteriormente, un haciendo uso del citado software especializado, éste consigue descifrar los movimientos siguiendo del dedo utilizado para recrear el patrón utilizando un algoritmo que genera un número de patrones de desbloqueo, algo que consigue en menos de cinco intentos.

En las pruebas realizadas para llevar a cabo esta investigación se probaron 120 patrones únicos y consiguieron descifrarse siguiendo este método más del 95% en los cinco primeros intentos. Y un dato curioso: aquellos patrones que utilizaban más líneas entre los puntos, lejos de ser más complicados eran más fáciles de descifrar ya que el software reducía las opciones de posibilidad de ser un movimiento u otro.

About Author

Leave A Reply