Cómo sobrevivir a la gestión de grandes volúmenes de datos en IoT

0

La rápida evolución que está experimentando Internet de las Cosas (IoT) está conllevando un gran crecimiento de la cantidad de datos que gestionamos diariamente. Los expertos alertan de los problemas que esto puede conllevar ya que la gran mayoría son datos no estructurados, por lo que será crucial buscar nuevas fórmulas para que la gestión de datos se traduzca en información útil y de valor.

Un reciente informe de Gartner apuntaba que el 43% de las organizaciones estaban utilizando o planeaban implementar tecnologías para IoT en sus empresas este 2016. Si bien las posibilidades que esto conlleva para las organizaciones son muchas, también hay que atender al impacto que esto conlleva en las infraestructuras

Y es que, hoy en día son muy pocas las empresas que tienen adaptadas sus infraestructuras para gestionar toda la cantidad de datos que manejan y que manejarán ante la avalancha que conllevará a raíz de la gran cantidad de dispositivos conectados que traerá Internet de las Cosas. De hecho, algunas estimaciones apuntan que el 25% de los intentos de utilizar datos procedentes de IoT acaban siendo abandonados antes de disponer de un despliegue que permita hacer uso de ellos.

Ante este panorama, desde la consultora apuntan que los especialistas en IoT que deben solventar estos aspectos para la gestión de un gobierno de datos y con estrategias de IoT “no están preparados para las consecuencias del gran volumen de información que se generará”. Es por ello que Gartner predice que será esta gestión de la información la que se convertirá en una competencia clave en los negocios del futuro en la que los profesionales deberán evolucionar sus capacidades y habilidades en IoT a medida que los procesos y herramientas evolucionen en complejidad para dar respuesta a los nuevos requerimientos que también implicarán nuevas tareas de gobernancia.

Éstas son algunas de las capacidades clave a tener en cuenta para no ser “absorbidos” por la gran cantidad de datos a gestionar.

  • Capacidades para la gestión de datos, especialmente para gestionar arquitecturas de datos distribuidas que ejecutan procesos de gobernancia con soporte para analítica de los datos.
  • Uso de un marco que sirva a modo de plantilla para las empresas que luchan por una gestión efectiva de sus grandes volúmenes de datos. Se trata de una aproximación que comienza con la evaluación de la información de valor a través de un análisis de los metadatos para, posteriormente, aplicar las reglas del gobierno de datos. Una vez realizados estos pasos, los datos pueden integrarse en el sistema de la empresa.
  • Otro de los grandes retos a los que las empresas deberán hacer frente es a la gestión de los datos procedentes de múltiples dispositivos conectados en el mundo IoT teniendo en cuenta las capacidades de almacenamiento de cada una de las organizaciones, por lo que será otro aspecto en el que habrá que invertir, así como en analizar las condiciones en las que los usuarios accederán a esos datos.
  • Teniendo en cuenta que el flujo de información no estructurada superará a la estructurada, será preciso tener en cuenta cómo escalar las capacidades de almacenamiento para evitar los posibles cuellos de botella que se produzcan.
  • Un nuevo planteamiento de la gestión de datos. Desde Gartner instan a los administradores de TI a llevar a cabo un replanteamiento de su gestión de datos para reconsiderar el tradicional enfoque de recolección centralizada de datos debido a la alta generación y consumo de datos de forma dispersa en IoT. Por ello, las organizaciones deberán soportar una arquitectura de datos más distribuida.

About Author

Leave A Reply