Los wearables, el nuevo revulsivo tecnológico

0

La llegada de nuevos dispositivos ponibles, con los smartwatches o relojes inteligentes a la cabeza, permitirá que este mercado siga creciendo a lo largo de los próximos años hasta alcanzar los 200 millones de dispositivos en todo el mundo.

De acuerdo con los datos que maneja la consultora IDC, terminaremos este año 2015 con cerca de 80 millones de dispositivos wearables vendidos, una cifra que el próximo año ascenderá hasta los 110 millones, un 44% más. Será la llegada de nuevos dispositivos con nuevas funcionalidades los que atraerán a los consumidores y que harán que este mercado siga creciendo a lo largo de los próximos años hasta que en 2019 se lleguen a vender casi 215 millones de wearables, lo que significa un crecimiento interanual del 28%.

Y serán sobre todo los smartwatches los que lideren este crecimiento, con Apple WatchOS y Android Wear a la cabeza entre las cada vez más firmas que se están adentrando en este mercado. Si desde IDC apuntan que este año se espera que se vendan un total de 21,3 millones de unidades, esta cifra crecerá en 2016 hasta los 34,3 millones, un crecimiento que a lo largo de los próximos cuatro años será del 42,8% de media anual hasta que en 2019 se venderán más de 88 millones de wearables.

Las previsiones actuales apuntan a que será Apple WatchOS el que, al menos hasta 2019, lidere este mercado, algo a lo que el auge de aplicaciones nativas para su gama de relojes inteligentes está teniendo mucho que ver. Android Wear ostentaría la segunda posición en este mercado a pesar de que cada vez son más los fabricantes que están haciendo su entrada en este mercado como ASUS, Huawei, LG, Motorola y Sony. Sin embargo, las posibilidades en estos dispositivos, al menos hoy por hoy, hace que sea casi la misma y no dé cabida a que los OEM puedan desarrollar muchas más novedades que diferencien el smartwatch de una marca u otra.

Por ello, la diferenciación será también un aspecto clave en la evolución de los wearables y es que, según los analistas, cada vez más veremos cómo los smartwatches han dejado de ser una extensión del dispositivo móvil para ser auténticos ordenadores con cada vez más funcionalidades más allá de recibir las notificaciones de correos electrónicos y llamadas.

 

About Author

Leave A Reply